Dos casos positivos y dos contactos estrechos en la Selección que está en Puerto Rico

Golpe inesperado a dos días del debut: Gretter y Burani son los primeros tests positivos de Covid-19 en 45 días. Boquete y Rosset, también piezas esenciales, aisladas por precaución. Se aguardan contrapruebas.

El arribo de la Selección argentina a Puerto Rico pensando en la AmeriCup dejó como saldo un golpe inesperado. Tras los hisopados decretados por FIBA al llegar al Hotel Verdanza de San Juan, los resultados entregados este miércoles por la mañana arrojaron dos casos positivos de Covid-19: la capitana Melisa Gretter y la subcapitana Agostina Burani. Esto también afecta a sus compañeras de habitación, Andrea Boquete y Macarena Rosset, por ser ambas «contacto estrecho».

Luego de recibir la noticia se activó rápidamente el protocolo para las contrapruebas, que serán dos nuevos estudios. El primero ya se realizó este mediodía y se aguardan los resultados para esta noche o mañana por la mañana. Un nuevo testeo se llevará a cabo el jueves. Si ambas contrapruebas dan negativo, sólo habrá sido una falsa alarma. Por el momento, a dos días del debut en esta Americup -viernes a las 16, ante Dominicana-, habrá que aguardar las novedades médicas.

«No lo esperábamos. Desde el 28 de abril tomamos todos los recaudos y hasta el 5 de junio, que fue el último hisopado antes de salir de Buenos Aires, no hubo un solo caso positivo. Pero para el torneo hay que viajar, el viaje implica un riesgo importante y ahora sucede esto… Esperemos, de todas maneras, los resultados de las contrapruebas. Ojalá no sea nada más que un error en el resultado. Tenemos la esperanza. Hay que aguardar y ver qué pasa, y con quiénes podemos contar para los partidos», declaró el head coach Gregorio Martínez en diálogo con Prensa CAB.

Desafortunada situación que puede privar a la Selección de tener cuatro jugadoras decisivas dentro de la estructura del equipo, luego de una preparación de 45 días, con entrenamientos en doble turno y concentraciones tanto en Buenos Aires como en Sunchales, en la que nunca se tuvo un inconveniente sanitario. Está claro que, para el equipo, esto llega en el peor momento. Por suerte, las cuatro jugadoras están bien de salud y sin síntomas.

El médico de la delegación, Mariano D’ Elía, explicó qué se hizo hasta ahora y pidió cautela antes de especular qué podría pasar. «Se aisló a ambas jugadoras y a sus compañeras de cuarto, todas en habitaciones individuales, y se les realizará dos contrapruebas. De acuerdo a esos resultados se procederá con el protocolo. Debemos tener paciencia y ya se informará cómo continuaremos, dependiendo de cómo salgan los nuevos testeos», informó.

CAB


Comparte esta publicación en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *