Histórico encuentro con el Presidente de la Nación y el Secretario General de FIBA

Por primera vez en la historia hubo un cónclave así. El presidente de la Nación (Alberto Fernández), la máxima autoridad ejecutiva de la entidad principal del básquet mundial (el griego Andreas Zagklis, Secretario General de FIBA), el presidente de la Confederación Argentina de Básquet (Fabián Borro), el titular de la Asociación de Clubes (Gerardo Montenegro) y la Secretaria de Deportes de la Nación (Inés Arrondo) estuvieron reunidos durante casi una hora en la Quinta de Olivos charlando sobre básquet, interiorizándose de cómo está el contexto mundial e nacional de nuestro deporte y puntualmente consultando sobre el imperdible evento que se realizará este sábado, a las 18 horas, en el estadio de Obras Sanitarias, la final Intercontinental que regresa al país tras 24 años.

Todo comenzó por la mañana cuando Zagklis visitó las oficinas de la CABB y estuvo conversando con Borro, quien le entregó la camiseta N° 7 de Facundo Campazzo, emblema de esta nueva camada de la Selección que es la actual subcampeona del mundo. Luego se trasladaron para el encuentro con el mandatario argentino, quien comentó que le gusta el básquet, en especial por la emoción que genera. El mandatario mostró su sorpresa por la forma en que está organizado federativamente el básquet nacional (elogió que haya una Federación por provincia) y felicitó porque semejante evento, la definición intercontinental, se dispute en el país, puntualmente en Obras. «Sí habré ido a ver recitales al estadio (dijo, sonriendo). Pero esta vez la voy a ver por la TV Pública», dijo haciendo referencia a la decisión de pasar el duelo de Quimsa y San Pablo Burgos por un canal de aire (además de DirecTV).

Zagklis le hizo dos regalos que impactaron a Fernández: una réplica -dorada- de la pelota que se usó en la final olímpica del 2004 y también la planilla oficial de ese partido que Argentina ganó para entrar en la historia de los Juegos. El griego, por su parte, además de la camiseta de Campazzo, se llevó para el museo de FIBA la casaca conmemorativa de Maradona que los jugadores del seleccionado exhibieron en el homaneja a Diego realizado antes del debut de la ventana FIBA de fin de noviembre clasificatoria para la Americup 2022.

«A Alberto le contamos muchas cosas sobre el básquet, lo que estamos haciendo y también parte de lo queremos hacer. Lo notamos interesado y abierto, con la idea de ayudar al básquet en el futuro», contó Borro, quien a las 17 tuvo otra reunión, en este caso con Matías Lammens -ministro de Deporte y Turismo de la Nación-, junto a Zagklis y Markus Studer, Director Senior de FIBA. «Estuvimos analizando más organizaciones de torneos a futuro», precisó el titular de la CABB. Lammens felicitó por haber logrado traer la Intercontinental al país, luego del éxito de las burbujas de las ventanas FIBA y la Champions League que el mismo Zagklis elogió. «Aún en este contexto tan particular, siempre es una alegría que nuestro país sea sede de eventos tan importantes para el deporte mundial”, aseguró Lammens.

Así transcurrió un día intenso que cerró con una cena de camaradería con los máximos dirigentes nacionales e internacionales del básquet. Todo antes de que la pelota vaya al aire este sábado en Obras. Momentos históricos para el básquet argentino.

Informe: Prensa CABB

Comparte esta publicación en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *